Máxima tensión entre Rusia y Ucrania en la península de Crimea

La agencia Interfax ha informado de un ultimátum ruso a la fuerzas ucranianas que expiraba esta madrugada que el Ministerio de Defensa de Moscú ha desmentido | El ejército ruso realiza maniobras con fuego real en el Báltico

Imagen

Barcelona (Redacción / Agencias).- La tensión crece en Crimea. El Ministerio de Defensa ruso ha desmentido que la Flota del Mar Negro rusa haya dado un ultimátum a las fuerzas militares ucranianas que se encuentran en la península de Crimea antes de las 5.00 horas de mañana, tal como había informado la agencia Interfax citando fuentes del Ministerio del Interior ucraniano.

“Es un absoluto disparate”, ha afirmado un responsable del Ministerio de Defensa ruso en declaraciones recogidas por el diario económico ruso ‘Vedomosti’ en su edición digital. La noticia de Interfax atribuye al comandante de la Flota del Mar Negro rusa, Alexander Vitko, el ultimátum para que estas unidades se rindan antes de las 5.00 de la madrugada de este martes (4.00 hora peninsular española). De lo contrario, advertía supuestamente Vitko, ordenaría un ataque contra todas las fuerzas ucranianas en la zona.

La misma Flota rusa del Mar Negro ha negado que tenga planes de lanzarse al asalto de las unidades militares ucranianas en Crimea, y calificó de “tonterías” las informaciones acerca de un supuesto ultimátum para que se rindan.
Así lo señaló un comandante de la flota rusa en Sebastopol, citado por la agencia Interfax, en respuesta a informaciones sobre este aspecto.

Maniobras con fuego real

Lo que sí es cierto es que Rusia ha realizado este lunes una serie de maniobras militares marítimas y terrestres en el enclave ruso de Kaliningrado, en el mar Báltico, según ha informado el Ministerio de Defensa ruso y recoge la agencia de noticias RIA Novosti. Las maniobras militares forman parte de una prueba de preparación para el combate ordenada la semana pasada por el presidente ruso, Vladimir Putin, y terminarán este mismo lunes.

Un portavoz de la Región Militar Occidental, fronteriza con Ucrania, ha informado de que en las maniobras del Báltico han participado efectivos de esta zona tanto infantería, como carros de combate, artillería naval y misiles antiaéreos. Durante la maniobra, la Flota del Báltico rusa atacó con fuego real varios objetivos simulados en aire, mar y tierra que hacían las veces de carros de combate, aeronaves y submarinos.

El ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, ha declarado que estas maniobras y las revista pasada a 150.000 militares de las unidades occidentales y septentrionales de las Fuerzas Armadas rusas no tienen ninguna relación con la intervención rusa en Ucrania y la crisis política en la que se encuentra sumido este país.

“Crimea no se entregará a nadie”

Por su parte, el nuevo Gobierno ucraniano, arropado con el firme respaldo de la comunidad internacional ante la intervención militar rusa, dijo hoy que nunca entregará Crimea, donde las tropas rusas se hacen con el control, mientras en las regiones prorrusas del país se suceden los asaltos a sedes oficiales.

“Crimea no se entregará a nadie”, destacó el primer ministro de Ucrania, el exopositor Arseni Yatseniuk, quien subrayó que no hay motivos para la invasión de esa región con mayoría de población rusa étnica.

“No ha habido, no hay, ni habrá motivos para el uso de la fuerza contra los ucranianos ni para el despliegue de un contingente militar ruso”, afirmó Yatseniuk, que asumió la jefatura del Gobierno la semana pasada, tras la caída del régimen de Víktor Yanukóvich.

Mientras la Rada Suprema (Parlamento) acordaba formar un grupo encargado de negociar con Moscú un arreglo pacífico, las noticias procedentes de Crimea hablaban de un avance de las tropas rusas que desde el fin de semana tenían rodeadas todas las unidades militares ucranianas.

La guardia fronteriza ucraniana en Crimea aseguró que la presión de los militares rusos para que sus efectivos se pasen al Gobierno prorruso local se intensificó en las últimas horas. 

Tropas rusas bloquean la sede de la Dirección regional de guardafronteras de los mares Negro y Azov, los destacamentos de Simferópol y Kerch y los puestos de la guardia marítima de Kerch y Sebastopol, según las autoridades ucranianas.
También se han hecho con el control total del puerto de Kerch, conexión marítima entre Crimea y Rusia a través del estrecho de Kerch.

El Gobierno prorruso de Crimea -al que Kiev no reconoce, pues fue designado la semana pasada en una sesión a puerta cerrada del Parlamento local y con un comando de hombres armados en su interior- intensificó también la guerra de propaganda y, con el objeto de bajar la moral ucraniana, anunció que unos 6.000 militares ya se han pasado al bando prorruso.

Uno de los lugares que se rindieron hoy tras ser hostigados por las tropas rusas es la 204 base aérea táctica de las Fuerzas Aéreas de Ucrania, equipada con 45 cazas y 4 aviones de instrucción, en Balbek, a las afueras de Sebastopol. Tropas rusas, que han tomado prácticamente el control de toda la península de Crimea, rodean los dos únicos puestos de la Guardia de Fronteras ucraniana que siguen en manos de efectivos leales al Gobierno de Kiev, entre ellos el aeropuerto de Simferópol, capital de la autonomía rebelde.

Pero controlan el resto de los puestos limítrofes de Crimea y la sede del Servicio Estatal de Guardafronteras (SEG) de Ucrania en esta región. En Kiev, el ministro de Asuntos Exteriores británico, William Hague, advirtió a Moscú de que “habrá otras consecuencias y otro precio para Rusia”, además de las presiones económicas y diplomáticas actuales, si no repliega sus tropas en Crimea.

“El mundo no puede quedarse impasible ante la situación en Crimea y decir que todo está bien. El líder ruso (Vladímir Putin) debe ser consciente de lo que está pasando”, dijo, tras reunirse en Kiev con el presidente interino de Ucrania, Alexandr Turchínov. A Hague le seguirá mañana en Kiev el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, y esta semana viajará igualmente a la capital ucraniana la alta representante de la UE de Política Exterior, Catherine Ashton.

Mientras, en las regiones del este y del sur de Ucrania, donde la mayoría de la población es rusohablante, se intensifican los asaltos a edificios oficiales por parte de manifestantes prorrusos, a imagen y semejanza de las protestas europeístas que se desarrollaron durante tres meses en Kiev y que culminaron con la caída de Yanukóvich. Grupos de asaltantes irrumpieron en la sede de la Delegación del Gobierno central de Ucrania en Donetsk y en el Parlamento regional de Odessa (mar Negro), en el este y el sur del país.

En Donetsk, patria chica del depuesto presidente Yanukóvich, un centenar de manifestantes tomó el patio interior de la Delegación, mientras la policía evacuaba a los periodistas por la puerta de atrás. La policía hizo un pasillo a los activistas prorrusos para permitir que accedieran de forma ordenada al edificio, según medios locales. En Odessa, los asaltantes irrumpieron en la cámara cuando se estaba celebrando una sesión, armados con porras y protegidos con cascos, tras romper algunas puertas y ventanas, y exigieron a los diputados regionales que desobedezcan a las nuevas autoridades de Kiev.

Alerta ucraniana por un supuesto complot ruso

El Ministerio del Interior ucraniano ha asegurado que tiene pruebas de que hay un plan para asesinar a militares rusos destinados en Crimea durante la noche del 3 al 4 de marzo, lo que serviría como justificación para una intervención militar rusa. “Individuos no identificados con apariencia ucraniana han preparado para la noche del 3 al 4 de marzo el asesinato de soldados rusos en Crimea”, ha afirmado el viceministro del Interior ucraniano, Mikola Velichkovich, según recoge la agencia de noticias Ukrinform.

“Todo esto busca legalizar la entrada de tropas rusas en el territorio de nuestro país”, ha añadido Velichkovich. Así, Interior ha pedido que se interrumpan los planes de estos “provocadores”. “Es muy importante para nosotros que os percatéis de que la vida de las personas es lo más valioso. ¡Os instamos a entrar en razón! ¡Os instamos a deteneros! Pensad que la situación está siendo observada, que la situación está bajo control. Todos los responsables serán castigados”, ha afirmado Velichkovich.

Más gas antes de un posible conflicto

Asimismo, Ucrania ha incrementado las importaciones de gas desde Rusia en los últimos días, dijo un portavoz del monopolio del tránsito del gas para Ucrania, en medio de advertencias de que la productora estatal de gas rusa Gazprom podría retirar un descuento en los precios. Mientras aumenta la preocupación por el suministro de gas después de que el presidente ruso, Vladimir Putin, consiguiera una aprobación parlamentaria para invadir Ucrania, analistas dicen que Kiev está tratando de importar tanto gas como sea posible a los precios más bajos.

Un portavoz de la Región Militar Occidental, fronteriza con Ucrania, ha informado de que en las maniobras del Báltico han participado efectivos de esta zona tanto infantería, como carros de combate, artillería naval y misiles antiaéreos. Durante la maniobra, la Flota del Báltico rusa atacó con fuego real varios objetivos simulados en aire, mar y tierra que hacían las veces de carros de combate, aeronaves y submarinos.

El ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, ha declarado que estas maniobras y las revista pasada a 150.000 militares de las unidades occidentales y septentrionales de las Fuerzas Armadas rusas no tienen ninguna relación con la intervención rusa en Ucrania y la crisis política en la que se encuentra sumido este país.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s