«Francotiradores y terroristas» podrían estar tras las tres últimas muertes en Venezuela

El objetivo de los manifestantes era bloquear la Autopista del Este a la altura de la localidad de Mañongo, algo que la Guardia Nacional Bolivariana ha intentado impedir con gases lacrimógenos

Imagen

 

Al menos tres personas han muerto y nueve han resultado heridas (tres policías y seis civiles) a causa de los disturbios que se han producido en el marco de la manifestación que se ha celebrado este miércoles en la ciudad de Valencia, en el estado venezolano de Carabobo, contra el Gobierno de Nicolás Maduro. Cientos de personas, sobre todo estudiantes se han manifestado en el área metropolitana de Valencia, al igual que en otras importantes ciudades venezolanas, a un mes del inicio de las protestas antigubernamentales.

Al parecer, el objetivo de los manifestantes era bloquear la Autopista del Este a la altura de la localidad de Mañongo, algo que la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) ha intentado impedir con gases lacrimógenos. «Falleció por arma de fuego el capitán de la GNB Ramso Ernesto Bracho Bravo cuando enfrentaba a grupos terroristas en el distrito de Mañongo», ha anunciado el gobernador de Carabobo, el ‘chavista’ Francisco Ameliach.

Un hecho que ha sido confirmado por el presidente Nicolás Maduro. Ameliach ha asegurado que Bracho Bravo ha resultado herido de bala, junto a otro compañero, por los “guarimberos” (miembros de pandillas callejeras) de Mañongo, mientras intentaban impedir que bloquearan la Autopista del Este. Además, ha confirmado, a través de su cuenta oficial en la red social Twitter, “el asesinato de un estudiante en Carabobo por francotiradores”, que –de acuerdo con el diario venezolano ‘El Universal’– sería Jesús Enrique Acosta, de 23 años de edad y alumno de Ingeniería de la Universidad de Carabobo.

La última de las víctimas sería Guillermo Sánchez, de 42 años, que habría recibido un disparo de un grupo de motorizados cuando pintaba la fachada de su casa. “Guillermo era un humilde valenciano que pintaba el frente de su casa cuando una bala en manos de la intolerancia le arrebató la vida”, ha denunciado el alcalde de Valencia, Miguel Cocchiola.

VERSIONES CONTRADICTORIAS

Luis Acosta, el primo de Enrique (23 años), ha relatado que estaban participando en la marcha antigubernamental celebrada hoy en Valencia cuando otros manifestantes les indicaron que corrieran ante la presencia de colectivos –grupos de choque pro gubernamentales–. Los dos jóvenes comenzaron a huir, pero Jesús Enrique fue abatido con un disparo de bala en la cabeza, que habrían realizado los grupos de choque pro gubernamentales.

El estudiante de Ingeniería ha sido trasladado a la Clínica La Isabelica, donde finalmente ha muerto. Ameliach, en cambio, ha explicado que “había una marcha de trabajadores” y su Gobierno se enteró de que “a la altura de La Isabelica había francotiradores”, por lo que los cuerpos de seguridad alertaron a los manifestantes. “(Los manifestantes) iban a llegar hasta Boca del Río, pero como no continuaron, los francotiradores dispararon contra su propia gente, que estaba armando las barricadas, y lamentablemente hay un fallecido y varios heridos”, ha dicho a Venezolana de Televisión (VTV). El gobernador de Carabobo ha responsabilizado de estos hechos “al alcalde del municipio de San Diego, Enzo Scarano, y a la Universidad de Carabobo Pablo Aure”.

“Ya hay varios detenidos. Pronto tendremos a los culpables y se les aplicará todo el peso de la ley”, ha añadido. Además, al menos seis personas han resultado heridas, con perdigones y gases lacrimógenos lanzados por la GNB, en el distrito Rafael Urdaneta, en Valencia, según ha informado el diario venezolano ‘El Universal’.

CRISIS VENEZOLANA

De esta forma, el balance de fallecido en el estado de Carabobo a causa de las protestas asciende a cuatro, mientras que a nivel nacional ya son 24 los muertos en el marco de la ola de violencia que estalló hace un mes.

En Valencia, al igual que en otras grandes ciudades venezolanas, miles de personas se han manifestado hoy, bien para expresar su rechazado al Gobierno, bien para reiterarle su apoyo, coincidiendo con el primer mes del estallido de la violencia.

La crisis en Venezuela se desató el 12 de febrero, cuando arrancaron las protestas antigubernamentales y su represión por parte de las fuerzas de seguridad y de civiles armados, lo que ha dejado al menos 50 muertos –incluyendo también los causados por las ‘guarimbas’– y cientos de heridos y detenidos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s